Guía del orador

17 07 2011

Estos son algunos consejos para ser un buen orador.
Las características para tener un buen perfil como orador son amplias pero es importante destacar que debe de tener una buena presencia, la facilidad de palabra, la voz debe de ser fuerte de forma que impacte al público y así mismo le dé el sentido exacto a las palabras, la capacidad de innovación para un buen orador es de suma importancia haciendo resaltar en este punto la cultura, de esta manera podrá desarrollar un fluencia natural frente al público.
Un buen orador se hace resaltar por su poder de liderazgo, debe de tener capacidad de persuadir las cosas que suceden a su alrededor, debe contar con un amplio léxico y lo más importante es que debe de conocer ampliamente el tema del cual se tratase su discurso, de esta manera un buen orador siempre dejara siempre impregnada su esencia en cada uno de sus discursos.
Existen algunas condiciones que debe tener un orador:
Carisma: Se dice que las personas nacen con carisma, pero se sabe que puedes llegar a crear este aspecto, y desarrollarlo
Voz agradable: un tono de voz dulce y melodiosa.
Cultura: debe tener un amplio conocimiento para poder llegar a improvisar o hacer más amplio su discurso, cabe recalcar que el conocimiento no solo se obtiene de los libros si no de vivencias pasadas.
El arte de la autenticidad: necesita ser único, es válido que al empezar como orador trates de invitar a alguien pero sin perder la autenticidad.
Defendiendo nuestras convicciones: debe tener una postura firme y respetarla en cada tema que trate.
El interés: Lo mejor para esto es que el tema se de tu interés, y te llame la intención para no perder el sentido de lo que quieres expresar
Evitar distracciones:
Controlarse emocionalmente: debes controlar las emociones para que el sentimiento no te gane y puedas mantener un mismo tono de voz.
El interés por recordar: debe estar motivado e interesado con lo que estas asiendo ya que si te atrae esto quedara en tu mente sin ningún problema.

La repetición: dígase lo que se diga en contra, la repetición sigue siendo el mejor método de memorización, ya que es así como nos aprendimos las tablas aritméticas.
Como enriquecer el vocabulario: una buena opción es leer mucho para obtener varias palabras nuevas.
La lectura: al leer encontramos en los libros un sin fin de palabras que enriquecen nuestro vocabulario además de que esto nos ayuda con uno de los puntos anteriores, que es el de la cultura.
El diccionario: es importante que al momento de realizar tu discurso te apoyes de del diccionario.

La biblioteca del orador.
¿Qué tipo de libros debe contener la biblioteca del orador?
Relacionados con la oratoria: todos los textos sobre el arte de hablar en público que sea posible; obras relacionadas con el manejo de la voz y el lenguaje corporal, manuales de cursos de comunicación en general, sobre presentaciones orales.
Material prefabricado: se trata de obras de consulta, tales como diccionarios y enciclopedias; recopilaciones de frases célebres, leyendas, cuentos, etc. Todo este material deberá tenerse a la mano ya que es el aderezo del sándwich, lo que le agrega “sabor” al discurso.
De tu especialidad: cada orador debe ser experto en algún tema; en este caso, tu bibliografía deberá ser especializada.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: